La amiga de mi mamá, vivía cerca de un terreno donde habían plantaciones de cacao, en un campo más campo que el campo donde vivía mi familia; recuerdo que me encantaba ir a su casa, a la casa de Meca, para junto con mi hermano y mi papá caminar hasta donde estaban las plantas y ver si tenían algún fruto que estuviera listo para comer; sí, el cacao como muchas frutas se puede comer crudo, como el limoncillo; un poco tedioso, porque abres lo que podríamos decir que es como una mazorca que contiene las semillas del cacao en su interior, aunque normalmente las semillas se tuestan o en el mejor de los casos se siembran.

pulpa
Foto: Granos (semillas) de Cacao

Recuerdo perfectamente el crujir de las hojas que forraban el suelo mientras nos acercábamos a los cacaotales, la sensación de ansiedad por llegar a casa a comerlo y luego, en algunos casos la esperanza de que naciera una plantita nueva, en otros que el sol tostara las semillas para convertirlas en chocolate. Mi papá siempre decía “El chocolate es el alimento de los dioses” e imaginaba que era una diosa cada vez que comía chocolate.

…Vaya días aquellos.

– De la semilla al chocolate–

de_la_semilla_al_chocolate

El proceso de fabricación del polvo de chocolate es sencillo, de hecho se puede llevar a cabo de manera artesanal, de ahí que existan chocolates artesanales de menor producción pero en muchos casos de mayor calidad en cuanto a sabor.

De manera resumida, las semillas del cacao se secan, ya sea por algún proceso industrial o dejándolas al sol, luego de estar tostadas se procede a molerlas, convirtiéndolas en un polvo que puede ser mezclado volviéndolo una masa que posteriormente con otros ingredientes añadidos se transforma en el chocolate que podemos encontrar en una tienda de esquina, en el supermercado o en algún comercio especializado en chocolates.

– Cultura de diseño–

El mundo del chocolate es toda una experiencia desde su olor, su sabor, textura tanto física como visual, la combinación de colores e ingredientes que dan un toque diferente en al momento de su consumo. Sin embargo, esto no lo es todo, el chocolate ha sido punto de partida para la creación de diferentes productos, así como la decoración de lugares y creación de empaques que invitan a probar y comprar dicho producto.

A continuación veremos algunos ejemplos del chocolate en la cultura de diseño, cómo diseñadores, interioristas y artistas en general parten del mismo como inspiración para la creación de productos, espacios y más que influyen y motivan a las personas a introducirse en el mundo del chocolate.

– Productos–

producto_1
La lumiére au chocolat

La lumiére au chocolat : Alexander Lervik

Este es un gran ejemplo del uso del chocolate para jugar con la textura y el olor del mismo; esta lámpara del diseñador sueco Alexander Lervik, combina el producto con una fuente de calor que provoca que se derrita lentamente creando una atmósfera inicialmente oscura, íntima, que poco a poco al ir consumiéndose el chocolate se va aclarando, hasta derretirse por completo, creando un juego entre la forma que tomará mientras se van desgastando las caras de la pirámide y las sombras que genera el mismo, dando, además, un elemento sorpresa en el usuario, e impregnando una experiencia de olor en su memoria.

producto_2
Give me five

 Give me Five de Compeixalaigua

El estudio de diseño Compeixalaigua, crea de una manera interesante un juego con la forma del bombón tradicional, dándole forma de dedal, en adición con un empaque transparente, haciendo el producto visible y por tanto más atractivo para el consumidor.

producto_3
Lápices de Chocolate

Los lápices de chocolate de Nendo

Como una manera de involucrar al consumidor en el proceso de elaboración del plato, el estudio japonés Nendo con el pastelero Tsujiguchi Hironobu, crean éstos lápices que tienen diferentes porcentajes de cacao, por lo que agregan más o menos sabor de chocolate al postre, permitiendo elegir a las personas que con un sacapuntas dejan caer la viruta sobre el alimento, decorándolo a su gusto.

– Empaques –

empaques
Empaques de Deux (izquierda), Beigrien (derecha arriba) BLOCD (derecha abajo)

Para hacer el producto mucho más atractivo los diseñadores juegan con las formas, colores, texturas y materiales de los empaques, de los que podemos encontrar diversas presentaciones de acuerdo al tipo de chocolate, ya sea en barras, bombones, tabletas, líquido, en polvo o en pasta.

Empaques y marcas

Hablar de marcas de chocolate, sería todo un tema por lo que sólo mostraremos algunas; aquellas, que por ejemplo, cada vez que vamos al supermercado nos encontramos en la sección de compras por impulso cercana a la caja, o algún estante que puede o no estar implementado por la marca.

 Como es bien sabido, asociamos el chocolate con muchas cosas, entre ellas como muestra de aprecio, por lo que muchas marcas se enfocan en presentar sus productos listos para regalar, enfocan su esfuerzo de diseño en la preparación de empaques que además de promover la imagen de la marca sirvan como propios envoltorios de regalos, agregando valor y exclusividad a la marca, además de quitarle al usuario la tarea de envolver el objeto en cuestión. (Chocolatisimo, s.f.)

En cambio otras marcas de consumo masivo se enfocan en promover los valores o la historia de la empresa o del producto a través de su empaque, teniendo en muchos casos precios menos elevados y siendo calificadas como muchos usuarios como un producto de consumo diario, cuya importancia se reduce al hecho más de comer el chocolate que de expresar un sentimiento en particular.

– Experiencia de Usuarios–

ux

Aunque nos encante el chocolate no todo es felicidad, muchos usuarios tienen sentimientos encontrados, antes, durante o después de comerlo, entre ellos ansiedad, culpabilidad, miedo a aumentar de peso o que le salgan granitos en la cara, siendo estas dos últimas las razones más comunes por la que mucha gente evita el consumo de chocolate; sin embargo, hay algo que en la mayoría ocurre, al comer chocolate sienten cierta sensación de placer, energía y por consiguiente  normalmente se sienten más animados, entonces la pregunta sería ¿a qué se debe esto?

Según varios estudios el chocolate ejerce un efecto antidepresivo y estimulante, e incluso nos hace sentir euforia. Su alto contenido en triptófano favorece la producción de serotonina, un neutrotransmisor que produce felicidad. (Vida Sana, s.f.)

ux_3

El chocolate mejora el rendimiento de la mente, por lo que es especialmente útil, por ejemplo en época de exámenes. Además protege el corazón, no eleva el colesterol y tiene un efecto antioxidante sobre las arterias que evita la formación de trombos que, a la larga, conducen al infarto.

Comer como al natural

cacao
Mazorca de Cacao

Dentro de todo el análisis, el contacto con los consumidores, y experiencias, he detectado varios insights como: la gente siente culpabilidad o remordimiento luego de haber comido chocolate; muchos desconocen de dónde proviene el chocolate, otros saben los orígenes de este alimento sin embargo nunca han tenido la oportunidad de comer la fruta al natural. Esto último resulta un punto interesante, ya que el chocolate como lo conocemos (aun con sus diferentes presentaciones) tiene un sabor totalmente distinto al fruto del cacao al natural y resulta un tema atractivo para muchos. Pensando en este hallazgo y como una manera de brindarle la oportunidad al usuario de tener un contacto un poco más cercano al consumo natural del cacao, surge la siguiente propuesta.

Con la siguiente propuesta no pretendo que la gente coma el cacao totalmente al natural, sino más bien que sienta como si lo estuviera haciendo, puesto dentro de muchos factores, las semillas del cacao tienen una peculiaridad y es que son suaves, blandas y dulces por fuera (la cubierta blanca) y por dentro si se llegan a morder son agrias, dejando, además, una sensación de mancha en la boca. Y ahora surge la pregunta ¿entonces hacia donde te diriges con todo esto? Bien como las chocolaterías cada día innovan más con sus productos, la idea fundamental es que el usuario pueda consumir el chocolate directo desde la mazorca.

Dentro de la mazorca se colocarán pequeños bombones de chocolate oscuro con una capa de chocolate blanco suave en el exterior, con una semilla disecada en su interior, para acercar más al usuario a la experiencia natural.

La mazorca tendrá dos presentaciones: comestible y no comestible.

–                    La mazorca comestible será desarrollada a partir de un modelo 3D digital y una impresión en 3D con filamentos de chocolate, que posteriormente pasará por un tratamiento de pintado pastelero para darle los detalles más realistas.

–                    La mazorca no comestible se ofrecerá al usuario, para compras por motivos de regalo, será desarrollada con plástico PEAD (Polietileno de alta densidad) gracias a que es un material no tóxico en contacto con la comida. Con esta opción el usuario podrá guardar y trasladar los bombones sin temor a que se derrita la cubierta de la mazorca.

Bombón

bombom_producto.pngCubierta de chocolate blanco, rellena de chocolate negro bajo en azúcar, y semilla disecada en su interior. El tamaño se asemeja a una moneda de 10 céntimos teniendo unas dimensiones de 1.5cm de largo por un 1 cm de ancho.

Capa + Relleno + Semilla

Mazorca

contenedor

1111walnut-480120_960_720

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s