En el siguiente post se genera un análisis de la experiencia del vino a través de los sentidos, iniciando con una nueve de palabras con conceptos relacionados con dicha experiencia, y continuando en ese mismo orden de una manera inusual con un recuerdo personal alusivo a esta experiencia, se enlaza un recorrido interesante por cada uno de los sentidos y cómo estos contribuyen a la adecuada experiencia del vino. Finalmente, se llega a una propuesta creativa que busca potenciar o enriquecer la experiencia del vino a través de los sentidos de las personas con menos experiencia en éste ámbito o que estén iniciándose en el interesante mundo del vino.

screen-shot-2017-01-26-at-6-13-36-pm
Nube de palabras. Elaboración propia.

El vino, de las bebidas más extrañas y placenteras al paladar a la vez. Recuerdo las primeras veces que lo probé, para mí era inconcebible que a una persona le gustase esa sensación tan ácida, amarga y seca. Inicio mi aceptación por el vino rosado, el cual, es de los más suaves y dulces de los tres colores (tinto, blanco y rosado).

Luego, empiezo a experimentar el vino tinto, debido a la preferencia mía por las carnes rojas y la curiosidad por sentir esa capacidad de resaltar el sabor en ciertas comidas que posee esta bebida. Así es como descubro el por qué las personas les gusta el vino, y qué es eso tan especial que aprecian en él. Al probar diferentes vinos con carnes y quesos entiendo el por qué del gran potencial de esta bebida, y es cuando también entiendo que los primeros tragos eran amargos, secos y poco agradables pero que después del tiempo tu paladar se acostumbra de tal forma a este peculiar sabor, que se convierte en una de las experiencias más completa para tus sentidos.

Es cuando descubro lo interesante del vino y lo describo como una de las pocas cosas en el mundo capaces de estimular todos los sentidos a la vez, y de las pocas bebidas que te venden una experiencia social y de clase a diferencia de otras que venden algo más del montón.

screen-shot-2017-01-26-at-6-14-51-pm
Mapa mental subjetivo. Elaboración propia.

A partir de este recuerdo me surge la necesidad de saber más sobre esta experiencia y cuáles son los factores que inciden en ella. Así es como surge mi tema, POLI SENSORIALIDAD: la experiencia del vino a través de los sentidos.

Como preámbulo a la parte sensorial o más bien perceptual de esta experiencia es válido resaltar a Oviedo, G., quien en su texto titulado “La definición del concepto de percepción en psicología con base en la Teoría Gestalt”, para definir el término percepción nos remonta al movimiento Gestalt, el cual, nació en Alemania bajo la autoría de los investigadores Wertheimer, Koffka y Kóhler, durante las primeras décadas del siglo XX. Estos autores consideran la percepción como el proceso fundamental de la actividad mental, y suponen que las demás actividades psicológicas como el aprendizaje, la memoria y el pensamiento dependen del adecuado funcionamiento del proceso de organización perceptual.

Contextualizando aún más este movimiento, Oviedo, G., explica que en los comienzos del siglo XX la fisiología había alcanzado un lugar importante dentro de la explicación psicológica, lo cual, suponía que todo hecho psíquico se encontraba precedido y acompañado por un determinado tipo de actividad orgánica. En ese entonces, la percepción era entendida como el resultado de procesos corporales como la actividad sensorial. El énfasis investigativo se ubicó en la caracterización de los canales sensoriales de la visión, el tacto, el gusto, la audición, etc.

La psicofisiología definía la percepción como una actividad cerebral de complejidad creciente impulsada por la transformación de un órgano sensorial específico, como la visión o el tacto. Precisamente con el tacto inicio el análisis de la experiencia polisensorial del vino.

Se inicia por el tacto para percibir la temperatura del vino en la botella, siguiendo con el oído al descorcharlo, escuchar ese vacío y el sonido al verterlo en la copa diferente al agua, la vista para percibir el color (tinto, blanco o rosado), el olfato a la hora de percibir los aromas (primarios, secundarios y terciarios), y por último, el gusto que es cuando ya el vino hace contacto con nuestro paladar y somos capaces de percibir los cuatro sabores (dulce, ácido, salado y amargo).

Si nos detenemos en lo sentidos que tienen la parte más compleja de esta experiencia para entenderla más a fondo surgen conocimientos muy interesantes. Con la vista apreciamos la paleta cromática de un vino en la copa nos permite dilucidar características tan específicas como la calidad o el estado de consumo de un vino. El color y el brillo nos orientan sobre su edad y el grado de alcohol que posee.

El olfato es considerado el sentido más importante a la hora de analizar un vino, ya que, es el sentido que nos proporciona mayor información sobre el mismo y lo que nos aporta recuerdos más complejos.

Es importante resaltar que, que los aromas deben ser captados tanto antes como después de mover la copa, girando el vino en su interior para que se activen o liberen los olores. Los aromas como especifico más arriba pueden ser primarios, secundarios y terciarios. Los primarios, correspondientes a olores más sutiles y fáciles de percibir corresponden esencialmente a los frutales, mientras que los secundarios y terciarios, nacidos de la fermentación y de la crianza respectivamente, resultan más persistentes.

El gusto es la fase denominada como la más esencial a la hora de la cata, ya que el gusto es el sentido que menos sensaciones produce. Las papilas gustativas nos dan información sobre los cuatro sabores básicos, el dulce (que estimula las papilas situadas en la parte anterior de la lengua), el ácido (en los laterales de la lengua), el salado (en la zona central) y el amargo (en el fondo de la lengua). Lo curioso e interesante del vino respecto a este sentido es que con mayor o menor intensidad, los cuatro sabores están presentes en todos los vinos.

screen-shot-2017-01-26-at-6-16-53-pm
Mosaico “El vino a través de los sentidos”.

En la experiencia del vino intervienen elementos primordiales de diseño que hacen posible la vivencia de la misma. Empezando con la botella de vidrio soplado que fue la solución para que el vino pueda ser transportado con facilidad de una región o país a otro conservando sus propiedades, ésta acompañada del corcho, el cual, tiene la función de mantener el líquido en su lugar hasta el momento de su consumo. La misma tiene una función secundaria seguida de la primera que es ser el contenedor del vino, de informar al consumidor del vino que va a adquirir, esto es posible por la información descrita en su etiqueta, contraetiqueta y marbete.

Por otra parte, el color de las botellas tuvo la razón inicial de proteger al vino frente a la luz, pero hoy en día, el color del vidrio se elige para resaltar el color, los matices y los reflejos de los vinos.

externo-cac95648effcd22a2a2a6ad0e4ce980f
Tipos de botellas

La copa de vidrio es el segundo contenedor utilizado para la degustación del vino, la cual varía dependiendo del vino que se vaya a verter en ella.

9bbaf8-tipos-de-copas-5
Tipos de copas para vino

En ese mismo orden, tenemos el decantador que es un recipiente en forma de botella con un amplio cuerpo con el objeto de decantar los restos sólidos del vino, además de permitir respirar y que de esta el vino forma muestre mejor sus aromas.

screen-shot-2017-01-31-at-4-02-20-pm
Mosaico “Decantadores”

Para finalizar, muestro algunos diseños recientes que trabajan con la experiencia del vino y el usuario, básicamente derivados del decantador con la particularidad de que se colocan directo sobre la copa y a través del cual se vierte el vino por su parte superior. Buscando que el vino, una vez oxigenado sufra un cambio notable que podremos comprobar a través de los sentidos.

screen-shot-2017-01-31-at-4-03-41-pm
One for all

Por último, se analiza la experiencia que vive el usuario como consumidor a la hora de la compra de un vino, me pregunto ¿ Cuáles aspectos son considerados por la mayoría de las personas a la hora de adquirir un vino?

Los aspectos a considerar comúnmente para esta difícil elección son diversos pero los más destacados son: recomendación, precio, información en etiqueta e imagen.

Para las personas con poca o ninguna experiencia en el ámbito del vino es muy difícil o casi imposible elegir un buen vino por sí solos y por lo tanto recurren a las recomendaciones de los más adultos, ya sea un padre o abuelo, que usualmente son las personas con más experiencia en este tema, y es donde por su parte también incide el factor de género, considerando el masculino como el más destacado por tener conocimientos de este tipo.

Cuando no contamos con estas referencias, solemos acudir a la segunda opción que es el precio, asumiendo como lo mejor a la hora de regalar un vino los precios más elevados, y cuando es para uso propio tal vez nos decidimos por uno más económico, siendo el precio un factor determinante a la hora de elegir un vino, ya sea más o menos económico sin tener idea de lo que realmente estamos comprando.

Otro factor que incide es la información de la etiqueta que nos orienta sobre la calidad del vino, guiándonos por su denominación de origen, graduación alcohólica y año de la cosecha, muy ligado a este aspecto tenemos la imagen o diseño de la etiqueta que llama mas o menos la atención del consumidor a la hora de decidirse a comprar un vino.

screen-shot-2017-01-31-at-4-05-37-pm
Información en la etiqueta del vino

A partir de éste análisis, se observa una marcada dificultad en los consumidores a la hora de elegir un buen vino, es por esto que surge mi propuesta creativa que consiste en un tablero sensorial, en el cual se induce al consumidor a comprar el vino no por los factores utilizados hoy día, sino a través de los sentidos que son los que realmente se encargan de calificar la calidad del vino y son los responsables de la experiencia del vino en su totalidad. De esta forma mi propuesta se orienta a jugar un rol didáctico para el consumidor sin experiencia en el área y por otra parte busca la estimulación de los sentidos de una forma más intuitiva.

PROPUESTA CREATIVA

La propuesta consiste en generar una experiencia más didáctica y amigable a la hora de elegir un vino, incorporando el factor clave de mi experiencia que son los sentidos. Se diseña un tablero sensorial, en el cual se orienta al usuario sobre los aspectos principales a considerar para la elección del vino que más se adapte a sus gustos.

En primer lugar el usuario elige el color primario que prefiere: Tinto, blanco o rosado. Especificándose características básicas de cada uno de los colores. El vino blanco puede ofrecer una amplia variedad de sabores, sin embargo, se caracteriza por aromas finos y afrutados de manzana, cítricos, piña combinado con notas de caramelo, minerales o mantequilla. El vino rosado puede ser muy dulce, dulce o seco. El vino tinto, considerado como el más complejo, puede ir desde un sabor seco y frutado hasta intenso, con notas de cerezas negras y cedro y los tratamientos con roble pueden sumarle toques de vainilla y tabaco.

shutterstock_72898570
Colores del vino

En segundo lugar, se elige el color secundario, teniendo en consideración aspectos que vendrán explicados en el tablero como son cuerpo y edad. Dentro de los vinos tintos existen dos formas de clasificarlos la primera por cuerpo y edad y la segunda por el tipo de uva.

screen-shot-2017-01-31-at-4-09-53-pm
Vino tinto

En ese mismo orden, dentro de los vinos blancos existen dos formas de clasificarlos la primera por cuerpo y edad y la segunda por el tipo de uva.

screen-shot-2017-01-31-at-4-11-18-pm
Vino blanco

En el caso del vino rosado, la selección se produce por color igual, pero a diferencia de los tintos y blancos ésta se hace sólo por la uva y su color depende de la duración que se ha dejado la piel de la misma durante la elaboración del vino, lo cual incide en el sabor y la textura que mientras más oscuro más se va asemejando al vino tinto.

screen-shot-2017-01-31-at-4-12-31-pm
Vino rosado

Para pasar al siguiente paso el consumidor hace la elección de 3 vinos que le interesen a partir de los conocimientos básicos sobre los diferentes colores y sus tonalidades.

En tercer lugar, se pasa a percibir el aroma de los 3 vinos elegidos a partir de la experiencia del color para comprobar si es la sensación que el usuario desea experimentar. El método para oler será por medio de pulsar un botón situado en el vino que se desea oler, el cual producirá un movimiento de la copa hacia delante con el vino que desea oler por un tiempo predeterminado.

Por último, se tienen 5 contenedores tipo botellas de vino (2 de blanco, 2 de tinto y 1 de rosado), los cuales por medio del tacto el consumidor podrá apreciar la temperatura adecuada a la cual se debe tomar el vino que ha elegido.

screen-shot-2017-01-31-at-4-13-38-pm
Temperatura adecuada del vino para el consumo

Los sentidos del oído y del gusto serán experimentados una vez el usuario adquiera el vino que ha seleccionado por medio del tablero sensorial.

En conclusión, este tablero se concibe para ser ubicado en supermercados o tiendas de vino un poco más informales, dónde el usuario vive la experiencia de compra por sí mismo sin ayuda de un experto, facilitando que el consumidor tenga una experiencia de compra más didáctica y autónoma.

imagenes-post-2-11
Propuesta creativa: Tablero sensorial. Elaboración propia.

BIBLIOGRAFÍA

Oviedo, G. (2004). La definición del concepto de percepción en psicología con base en la Teoría Gestalt. Bogotá, Colombia.

https://www.gourmets.net/vino-cinco-sentidos

http://www.vinoysentidos.com/catas/nuestras-catas.html

https://delacepaalabotella.wordpress.com/2015/03/25/la-cata-de-vinos-es-cosa-de-los-5-sentidos/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s